logo-mat

titulomat

facetwitter

Actuales

FANNY SANÍN  

“Pintura que convence y que reclama una atención devota. Pintura que no sólo es un derroche de color de sabia disposición de manchas y una exquisita armonía de tonos y matices”(Jorge Crespo de la Serna)

                               acrilico4pag

 Sanín Sader, Fanny (1938)/ Acrílico N0.4, 1974// 

catalogofanny.pdf   pdfDescargue aquí

La obra de Fanny Sanín es indispensable en la pintura abstracta colombiana y latinoamericana. Después de practicar formas emocionales y relacionarlas con el expresionismo contenido, su propuesta se concentró en la obra abstracta geométrica dando al color un protagonismo expresivo y a las composiciones una tensión evocadora singular.


Fanny Sanín nació en Bogotá en 1938. Estudió en la Universidad de los Andes de esa capital y desde 1962 participa en muestras colectivas. En 1964 celebró su primera exhibición en solitario. Ha vivido en México y Estados Unidos, en este último país escogió Nueva York como su residencia habitual desde 1971, donde tiene un estudio y ha producido su cuantiosa obra de manera ininterrumpida.


Con la presencia del trabajo de Fanny Sanín queremos seguir ilustrando el desempeño de la mujer artista en Colombia a través de sus mejores representantes. Hemos presentado las propuestas de Débora Arango, Lucy Tejada, María Thereza Negreiros, Beatriz González, Ana Mercedes Hoyos, Olga de Amaral, Feliza Bursztyn, entre otras, quienes han contribuido desde distintos campos creativos a producir pensamiento y ejecutar obras enriquecedoras y aportantes.


La pintura de Fanny Sanín es geométrica y abstracta, en ese sentido es heredera de la tradición modernista tanto de la vanguardia rusa como del racionalismo holandés. Su reflexión ha ido encaminada a concentrarse en estructuras preconcebidas buscando siempre tanto combinaciones formales como cromáticas. Su abstracción pura no tiene referencias al mundo prehispánico ni a los diseños étnicos, en eso se diferencia de Carlos Rojas, el otro artista colombiano que optó por una estética similar. Al imponer sus formas rotundas y los campos de color determinados por los bordes duros, la propuesta de Sanín logró diferenciarse y obtener un impacto especial.


Presentamos en esta ocasión trabajos suyos de 1962 al 2006, donde se puede verificar la voluntad de la artista por construir sus cuadros con un evidente rigor no solamente técnico sino composicional: diagonales, triángulos, rectángulos, juegos cromáticos tanto luminosos como opacos van creando contrapuntos y sugestivas variaciones. Su pintura no tiene referentes figurativos y se resuelve a partir de su propia organicidad. Los grandes formatos ayudan a dar mayor impacto a sus composiciones estudiadas, calculadas y exactas. El universo de Fanny Sanín es la pulcritud y la contención, allí ha construido una manera de expresarse que le es propia.


Las obras expuestas pertenecen al Museo Nacional de Colombia donde fueron donadas por la artista en el 2015 e hicieron parte de una exposición antológica titulada “EnAbstracto”.


Miguel González
Curador 

 

 

 

DIBUJOS Y RASGUÑOS

 

 dibujrasgu

La exposición "Dibujos y Rasguños" recopila obras de las colecciones Ortíz Salazar, Gobernación del Tolima y Museo de Arte del Tolima, en donde participan artistas como Fernando Botero, Edgar Negret, Alejandro Obregón, Luis Caballero, Darío Morales, Mariana Varela, Mario Lafont, Ramón Torres Méndez, Juan Cárdenas Arroyo, José M. Velasco, Pergrino Rivera Arce, Epifanio Garay, Santiago Páramo,Francisco Antonio Cano y Ricardo Acevedo Bernal.

 

 

"SIEMPRE VOLVERÉ A VIVIR .. LOS DIBUJOS DE LOS NIÑOS DE TEREZIN"

pag1

El Museo de Arte del Tolima y la Asociación Colombo-Checa, ASOCHECA, presentan la exposición “Siempre volveré a vivir… los dibujos de los niños de Terezin”. 

 

Descarga el catálogo de la exposición

terezin.pdf   pdfDescargue aquí

El 15 de marzo de 1939, los ejércitos alemanes ocuparon a Checoslovaquia  o lo que quedaba de  ella, y la declararon el” Protectorado Bohemia y Moravia”. Se trataba de una particular formulación jurídica que describía así un territorio bajo la “protección” de Alemania y se nombró inmediatamente un Protector alemán/nazi para administrarlo. 

Un gran número de habitantes de la antigua Checoslovaquia se convirtieron, de la noche a la mañana, en  prisioneros involuntarios en este nuevo territorio. 80.000 judíos, habitantes  principalmente de Bohemia y Moravia, muchos de ellos sin entender porque, han sido registrados como tales y sometidos a una total discriminación. No podían trabajar en ciertos puestos, no podían movilizarse en el transporte público, no podían asistir a lugares públicos, como parques y plazas, etc., etc.  Desde el año 1940 se debieron concentrarse  en algunos barrios especiales de Praga, formando una especie de ghetto. 

Los niños no podían asistir a los colegios y alrededor de todos los establecimientos escolares aparecieron grandes avisos indicando que les es prohibido entrar y jugar en los parques y demás establecimientos de esparcimiento. Desde el 1. De septiembre de 1941, además todos los judíos debían llevar en un lugar visible de su ropa una estrella amarrilla. Muchos de los niños y jóvenes, y no solamente ellos, no estaban acostumbrados a mostrar su pertenencia religiosa y es más, muchos ni pensaban en ella de manera consciente hasta ese momento.

Esta repentina y  dura segregación ha impactado precisamente en especial a los niños. Para  salvar la continuidad de su educación, para evitarles peores traumas y depresiones, la  Dirección de la comunidad judía se ha organizado rápidamente para ofrecerles una “educación a domicilio”. Afortunadamente entre ellos se encontraban personas muy preparadas y cultas que impulsaron a jóvenes intelectuales de su seno a apropiarse de esta tarea de manera desinteresada. Un papel decisivo jugó el hecho que la mayoría se reconocía como sionistas.   Terezin es una ciudad de la actual República Checa situada a unos 60 km de Praga. Una ciudad pequeña, insignificante en el ámbito del país, fundada en el siglo 19  y construida por ingenieros militares italianos como una guarnición militar.  

 

pag

 

Desde el noviembre de 1941, es decir hace 70 años, los nazis han decidido transformar a Terezin en un lugar de campo de concentración de tránsito de tipo familiar. En principio aquí debían reunirse todos los judíos del Protectorado, pero con el tiempo enviaban también a los austríacos, daneses, holandeses, rusos, etc.  

Terezin debía además  servir como un ghetto modelo que, a diferencia de los otros campos de concentración, podía ser visitado por las comisiones internacionales  y demostrar el buen trato que los prisioneros recibían de sus “protectores”.

En realidad Terezín era uno de los muchos elementos del engranaje, en la vía para llevar a práctica el monstruoso plan nazi- la llamada solución final de la cuestión judía - que terminó con el asesinato de seis millones de judíos europeos. Se trataba de un lugar de paso, la gran mayoría de personas vivió allí solamente un lapso de tiempo, ya que con el paso del tiempo eran deportados a otros campos en Europa oriental, de exterminio.

Aunque las condiciones de vida en Terezin eran mucho más llevaderas que en los campos de trabajo y los de exterminio, la tasa de la mortalidad era alta, alrededor de 25 %. Los prisioneros morían de hambre, de extenuación, de diferentes infecciones, por falta de higiene básica y medicamentos necesarios. 

Seres humanos viviendo en un ambiente de hacinamiento y sin muchas de las condiciones básicas para una vida digna. Carentes de libertad, estado social, profesión, bienes, vida familiar y cualquier tipo de privacidad. Los despojaron de todos sus derechos humanos y luego les quitaron la vida porque habían nacido judíos.

En este ambiente anormal, en el cual permanentemente llegaban transportes nuevos y se llevaban a los que ya vivían allí, crearon algo increíble e inesperado. Una polifacética y rica vida cultural.  Representaron los más variados géneros teatrales, organizaron conciertos de música clásica y popular, impartían conferencias, organizaron bibliotecas, publicaban revistas, escribían  y pintaban.

Y se preocuparon por los niños. Ellos también padecían hambre, en su mayoría separados de sus padres. La administración judía del ghetto, dirigida por los mayores  más sabios entre los prisioneros, decidió dedicar los mayores esfuerzos para cuidar de sus hijos y aliviarles esta inhumana estadía. 

Por ello trataban que estén alojados de la mejor manera y sus profesores (escogidos entre ellos mismos y de manera semi clandestina) han logrado resultados casi increíbles de acuerdo con todos los testimonios conocidos. El arte para ellos ha sido el camino de preservarles la dignidad humana, de educarlos como personas sanas mentalmente. Gracias al valor de estos  maestros se han preservado  escondidos, hasta la liberación definitiva de Terezin,  el 1 de mayo de 1945, unos 4.000 dibujos de niños y centenares de  poemas. Se calcula que por Terezín pasaron 15.000 niños.  Regresaron 100.

Tenemos en Bogotá 40 reproducciones digitales de los originales que están expuestos en una de la Sinagogas de Praga. Nos gustaría mucho exponerlos, complementados con algunos poemas, escritos también por los pequeños prisioneros. Se pueden exponer en checo y en español. 

El actual dueño de la colección de dibujos es el Museo Judío de Praga. Gracias a su generosidad pudimos traer  esta muestra única que nos hace pensar una vez más  que los niños de Terezín a través de sus voces y sus pinturas vencieron a la muerte porque siempre se han dejado llevar por la esperanza.

 

 

 

 

 "ARCADIO" 

Arcadio González Triana nace en Armero, Tolima en 1934, a la edad de 11 años obtuvo su primer trabajo relacionado con la plástica, pintando los afiches de la cartelera del teatro local mientras realizaba sus estudios secundarios. Tiempo después viaja a Bogotá y su experiencia le permite desempeñarse como diseñador de vallas para empresas cerveceras y automotrices en la agencia de Consuelo Montejo. 

Un sábado, según recuerda el Maestro, cruza la puerta de Escuela De Bellas Artes De La Universidad Nacional, entra por simple curiosidad y es así que en 1952 comienza sus estudios académicos. Allí conoce a Miguel Díaz Vargas, Jorge Elías Triana e Ignacio Gómez Jaramillo, este último le encomienda la restauración de los frescos del Capitolio Nacional. 

Se gradúa de Maestro de Dibujo, especializado en pintura en el año 1957 y ejerce como profesor de dibujo de la escuela hasta 1960, cuando gana una beca y viaja a Europa en donde estudia técnicas de grabado y pintura en España y vitralismo en Francia e Italia.  

pag1 

En 1963 regresa a Colombia y es nombrado profesor de planta en Escuela De Bellas Artes, cargo que ejerce durante nueve años al cabo de los cuales decide dedicarse de lleno a su producción artística, en pintura y escultura, campo en el que incursiona después de muchos años como pintor, ya que González considera que: “Un verdadero pintor tiene que saber hacer escultura para hacer completa su profesión”. 

En el año de 1985, ocurrió la tragedia de Armero y se radica en la isla de San Andrés donde vivió durante veinte años. En 1992 donó una escultura monumental en honor a su amigo Simón González, primer gobernador elegido por voto popular en la isla, “La barracuda de ojos verdes y lágrimas azules” obra de la que se valió un periodista para narrar la siguiente anécdota: 

“Los bogotanos fueron sorprendidos esta semana cuando vieron una especie de “ballena” navegar por la avenida 26 rumbo al aeropuerto militar de Catam, donde fue instalada en un avión Hércules que la trasladó a San Andrés. En realidad, lo que los curiosos vieron fue una escultura de 30 toneladas y 500 millones de pesos, que es lo que pesa y vale, “La barracuda de ojos verdes y lágrimas azules”, obra del maestro Arcadio González que será erigida como monumento en la capital del Archipiélago”. 

“En la vida no hay nada mejor que lo romántico, la música, los hijos, el ambiente de donde uno vive, esa es mi temática. El arte es como Dios, está en todas partes pero no se ve, y por eso en el arte entre más se pinta menos se sabe, porque es un oficio en el que no se repite formato, ni colores, todo es diferente”, Termina González Triana. 

En lo corrido de su vida artística el maestro Arcadio González ha realizado exposiciones en España, Francia, Estados Unidos, Italia, Cuba, Venezuela, Chile, República Dominicana, México, entre otros; y en algunas ciudades como Medellín, Bogotá, Cali, Cartagena e Ibagué, entre otras. 

 

pag

 

Obra/ pintura 

Su obra basada en el romanticismo y la escuela figurativa, de tendencia académica, brindó un nuevo volumen al cuerpo, a la mujer, y a la naturaleza: Su pintura se divide en series de mujeres, bodegones, desnudos y payasos, Series que expresan la sucesión infantil que vivió: “De niños que elevan cometa, que juegan trompo, cuerda, escalera. Juegos tiernos, sutiles, cálidos, románticos (…)”, comenta González Triana. 

Estudió el fresco utilizado por muchos pintores antioqueños de la época e influenciado por su conocimiento de la publicidad inventó la técnica del aerógrafo: 

“Pocas personas conocían el instrumento. Si usted no hacía lo que sentía y quería lograr había que empezar otro cuadro, eso no tiene remedio o cambio, es una técnica rápida. Usted tiene que tener preconcebido lo que va a hacer”. 

A pesar de algunas críticas que decían que esta técnica era una fábrica de hacer cuadros, Arcadio siguió su camino con la idea de trabajar obras grandes en espacios gigantes. 

“Estoy pintando con brocha de aire hace aproximadamente cuarenta años. Desde cuando copiaba los afiches en Armero. Cuando ingresé a la escuela de bellas artes perfeccioné la técnica y me llena de orgullo saber que muchos artistas conocidos la aprendieron conmigo. La técnica de brocha de aire requiere mucha precisión porque no permite enmendaduras. El blanco lo proporciona la tela y pide un estudio previo de la técnica de la acuarela, y haber realizado pintura al fresco”. 

Vendió su primer cuadro a un arquitecto en seiscientos pesos, la obra no tenía título y fue elaborada en medio día con cuatro colores, en la inauguración de una exposición en la Galería de Arte Automático donde se reunían artistas como: Omar Rayo, Leo Matiz y Marco Ospina; este último pintor lo influenció para explorar nuevas corrientes no figurativas. 

Obra / Escultura 

Aunque descubrió la escultura en la escuela de bellas artes, solo ingresó al campo cuando cumplió 35 años de vida creativa porque consideró que: “Un verdadero pintor tiene que saber hacer escultura para hacer completa su profesión”; ya que además del plano de la pintura quería practicar el volumen, el movimiento, el espacio; nuevos materiales. 

“He realizado formas escultóricas mentalmente. Ha sido un trabajo inferior, en el pensamiento. Pero hasta ahora las desarrollé, porque sentí la necesidad de esculpir. Tengo integrado a mi arte el volumen y la experiencia de la escultura, gracias a los buenos profesores que tuve en la academia”, recuerda el maestro González Triana. 

Le interesó la escultura por su efecto monumental y considera que muy pocos pintores hacen escultura porque cambian sus conceptos de volumen, espacio y movimiento.  (Investigación: Juan Andrés Romero Prada)

 

pag3

  

La exposición

“Arcadio” del maestro Arcadio González (1934) es una invitación a explorar la obra reciente de  este artista Tolimense, que muestra un especial interés en los aspectos formales de la pintura y la escultura; se pueden apreciar bodegones, figura humana desnuda, así como ataviada con ropaje de iconografía religiosa, y finalmente series que expresan la sucesión infantil que vivió, de niños que elevan cometa, que juegan trompo, cuerda, escalera. Juegos tiernos, sutiles, cálidos, románticos, como lo comenta el maestro.